miércoles, 12 de octubre de 2011

Planeta Imaginario

No muchos/muchas/muches de los que tenemos 30 años recordamos con claridad este programa de la televisión catalana; breves pinceladas en forma de imágenes y sonidos se vienen a la mente, fragmentos de este espacio televisivo que, como era costumbre en la época, entretenía a los niños haciendo crecer y fortalecer su imaginación a base de viajes psicotrópicos a golpe de videoclips conceptuales llenos de luces y situaciones surrealistas llevadas en este caso a cabo por la dulce aunque aparentemente desconcertada Teresa Soler y compañía. Y es que así eran los espacios infantiles en televisión, que aunque suene a crítica de lo absurdo mi comentario anterior, nada más cercano a la realidad es el hecho de que realmente motivaban a los críos a usar su imaginación, interesarse por los detalles y abrir sus mentes.

El programa ya empezaba bien, con una pieza clásica de Debussy en la cabecera (la arabesca nº1), dejando entrever cómo sería su contenido: diferente e interesante, como mínimo. Entonces (y para resumir un poco) aparecía "Flip" (la actriz antes mencionada) en su cama de metacrilato y nos invitaba a acompañarla en un extraño viaje hacia lo conceptual y alejado de la razón. Al menos aparentemente.

El programa empezó a emitirse en el circuito catalán de televisión española en 1983 y posteriormente comenzaría a verse en todo el territorio nacional en 1984, hasta que finalmente en 1986 desapareció de nuestras pantallas.

Aquí os dejo un ejemplo de lo que venía siendo este "show".




Volando voy, volando vengo.


viernes, 7 de octubre de 2011

Los Langoliers (1995)


Pese a estar basado en un relato corto de Stephen King, el telefilm que nos ocupa dura tres horazas. Tres largas horazas. Sí, se hacen un poco largas.

El cuento en cuestión es de ésos difíciles de explicar de qué van sin desvelar datos importantes de la trama, por lo que diremos que "esto es un avión lleno de gente y luego pasan cosas raras... y además sale el primo Balki". Sí, Bronson Pinchot, más conocido como Balki Bartokomous en "Primos Lejanos" (Perfect Strangers) hace de perturbadete en esta película. Y no lo hace nada mal, todo sea dicho. Probablemente es el primer papel no cómico que mucha gente recuerda de este actor, pese a no ser el primero ni mucho menos.

Puesto que no podemos decir más sobre el argumento sin cargarnos la intriga pues somos así de buenas personas, añadiremos que, pese a que la historia no es del todo mala (la idea tratada de otra manera, con otros matices, de hecho, estaría muy bien) la sobreactuación de parte del elenco se lo carga todo y nos sacará de la historia demasiadas veces. Ni siquiera el entrañable y veterano Dean Stockwell (Quantum Leap) logra que nos metamos en el argumento y lo vivamos como es debido. Una pena.

jueves, 25 de agosto de 2011

martes, 12 de julio de 2011

Azul y Negro

Hoy un poco de nostalgia musical. Eran años de reinvención en el terreno de la música, de búsqueda de nuevas sensaciones pero en muchas ocasiones con lo anterior como base. Estaba de moda el sonido electrónico, lo que más adelante se acuñaría como "electropop" y con otras diversas etiquetas. En España, destacó sin duda una formación pionera, "Azul y Negro", formada en principio por Carlos García-Vaso y Joaquín Montoya, que componían y ejecutaban su música basada principalmente en el uso de sintetizadores y otros instrumentos alejados del estándar de cuerda-percusión-vocales de la música popular más extendida.


Portada de "Suspense", disco de 1984.


La verdad, no sólo fueron pioneros en lo que se refiere al "tecnopop" en España, sino que también innovaron en cuanto a los soportes de edición de sus trabajos; ya que "Suspense", disco que salió al mercado en 1984 (en la foto anterior), no sólo apareció en el habitual formato vinilo, sino que también fue el primer disco de la historia del mercado musical español en editarse en formato CD, cuando era especialmente raro que alguien en su hogar dispusiese de un aparato para poder reproducirlo. Pero ahí no acaba la cosa, ya que mucho más tarde, en 2003, editaron su disco "ISS" en formato DTS 5.1, siendo también los primeros en hacer tal cosa en España.

No podemos cerrar este texto sin mencionar lo que la mayoría ya sabéis: Azul y Negro son los compositores de numerosas melodías para televisión y otros eventos entre las que se incluyen "Me estoy volviendo loco" y "No tengo tiempo", las cuales pusieron banda sonora a la Vuelta Ciclista a España en los años 1982 y 1983 respectivamente, entre muchas otras. Os dejamos precisamente con el vídeo musical de la segunda de ellas, para que echéis la lagrimilla.




Por cierto, estos chicos siguen en activo y no han parado a penas desde sus inicios, aunque Montoya ya no se encuentra en la formación, habiendo sido sustituído por Javier Losada, teclista de estudio de la banda y director de orquesta.

Podéis seguirlos en su página web oficial: http://www.azulynegro.com

jueves, 7 de julio de 2011

Basket Case

Hoy nos hemos acordado de una película del año 1982 titulada "Basket Case". Vamos a omitir el título que se le dio en su momento en España a este film pues tanto quien la ha visto como el propio director no son partidarios del mismo, pues desgraciadamente desvela gran parte de la trama.

Un joven viaja con una misteriosa cesta en la que parece haber algo siniestro y como es natural no tardarán los asesinatos relacionados con la misma. Todo un clásico que merece la pena. Aquí tenéis uno de los trailers:

martes, 28 de junio de 2011

Aventuras gráficas, en busca del género perdido

En los años 80 (o quizá un poco antes, según lo miremos) comenzó una fiebre que duraría hasta hoy en día, pero realmente con fuerza hasta mediados/finales de los 90, las aventuras gráficas de ordenador. Era una época de ilusión, ganas de descubrir cosas nuevas, compañerismo y afán de lograr objetivos pese a que podíamos perder tardes y tardes para conseguirlos. Unas ganas de cumplir misiones virtuales que hoy en día han desaparecido en su mayor parte en el hábito de los videojugadores; hoy en día las partidas que duran horas se limitan a acribillarse unos a otros en un campo de guerra o de destruir por completo ciudades enteras, o, como alternativa más ligada al espíritu perdido de las aventuras gráficas de antaño, tomar el papel de un elfo/mago/guerrero durante buena parte del tiempo de ocio disponible. ¿Dónde han quedado esas tardes junto a varios amigos delante del mismo ordenador tratando de descubrir los misterios que se nos planteaban en títulos tales como "The Secret of Monkey Island", "King's Quest", "Indiana Jones and the Fate of Atlantis" o los casos pixelados de Sherlock Holmes? Hoy no hay tiempo para eso. No hay tiempo para mover un "muñequito cuadriculado" examinando habitaciones y leyendo las pistas que se nos van dando. No hay paciencia para probar diez o doce objetos de un inventario hasta dar con la combinación que nos permita seguir avanzando. Ahora las partidas "largas" tienen otra forma. Pero claro, ¿cómo prentende nadie que perdamos el tiempo con monigotes que ni si quiera están en 3D y no hablan, que hay que leer lo que dicen? Como en todos los aspectos de la vida, ahora lo queremos todo hecho o en su defecto si es que tardamos en conseguir algo, al menos que no suponga demasiado esfuerzo, que sea hacer dos "clicks" con el ratón al día. Ahora es preferible plantar dos tomates en una granja a la hora de merendar y esperar a mañana para plantar otros dos y con suerte alguna zanahoria.

Menos mal que a finales de los noventa resurgió un poco el mundillo de las aventuras gráficas con sagas como "Broken Sword", la cual sigue en la actualidad de un modo u otro, o con series como "Runaway", que mantienen bastante bien el espíritu de las aventuras de toda la vida. Y como no, menos mal que tenemos "Scummvm" y otros sistemas para disfrutar en nuestros títulos favoritos en nuestros equipos actuales. Ay, ¿dónde estás, Guybrush Threepwood?




"Mierda. Cariño, creo que nos han modernizado".

miércoles, 22 de junio de 2011

Busco a Jacq's

Desde 1986 esta mujer busca a un tal Jacq's. ¿Lo abrá encontrado al fin? Éste es el vídeo original de esta campaña de anuncio de colonia de mediados de los ochenta que a algunos de pequeños nos volvió locuelos perdidos. El culto al entreteto en estado puro. Se llevaban grandes.







Un poco más tarde se haría otra edición del anuncio, con una chica que enseñaba menos pero desde más cerca, esta vez vestida de negro. Quizá haya sido éste el "spot" que realmente nos marcó a toda una generación de "niños-tele". Aquí tenéis los 3 segundos más importantes: